El Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos ha publicado cuatro nuevos procedimientos de desarrollo al documento de Buenas Prácticas en Farmacia Comunitaria. En concreto se han publicado: “Servicio de Adherencia Terapéutica en Farmacia Comunitaria”, “Servicio de Dispensación a través de sitios web de medicamentos de uso humano no sujetos a prescripción médica”, “Procedimiento de Formulación Magistral”, y “Procedimiento de gestión de falta de suministro, problemas de suministro y desabastecimientos de medicamentos de uso humano”.

Se trata de un trabajo que da continuidad al documento publicado en 2013, basado en las directrices de la Organización Mundial de Salud (OMS) y la Federación Internacional Farmacéutica (FIP), y que impulsa entre los farmacéuticos una sistemática de trabajo más comprometida con el Sistema Sanitario. El objetivo es la normalización de la práctica farmacéutica, poniendo a disposición de los farmacéuticos comunitarios directrices, guías y procedimientos para que, con independencia del lugar en el que ejerzan, puedan ofrecer una asistencia sanitaria y unos servicios de calidad, eficientes y que respondan a las necesidades de la sociedad.

El grupo de trabajo de Buenas Prácticas ha estado formado por el Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos (CGCOF), los Colegios de Farmacéuticos de Guadalajara, Huelva, Navarra, Palencia, Zamora, la Fundación Pharmaceutical Care, la Sociedad Española de Farmacia Familiar y Comunitaria (SEFAC)

Las Buenas Prácticas en Farmacia Comunitaria en España tienen como punto de partida la misión del farmacéutico comunitario, que es atender las necesidades de los pacientes en relación a los medicamentos que utilizan, colaborando con las administraciones sanitarias para garantizar la prestación farmacéutica y desarrollando todas aquellas cuestiones que estén relacionadas con la salud y dentro de su ámbito de actuación profesional.

Adherencia terapéutica

Mejorar la adherencia a la medicación se ha convertido en una prioridad sanitaria, ya que un 50% de los pacientes crónicos no toma los medicamentos como fueron prescritos, tratándose de un problema calificado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como de primera magnitud.

Los farmacéuticos comunitarios, en colaboración con el resto de profesionales sanitarios, están en una excelente posición en el sistema de salud para impactar en la adherencia a la medicación, como expertos en medicamentos y por su proximidad a los pacientes. Para ello los objetivos del Servicio de Adherencia Terapéutica son: maximizar la efectividad y seguridad del tratamiento, optimizar los recursos sanitarios disponibles, fomentar la educación sanitaria en la sociedad, mejorar la calidad de vida de los pacientes, así como registrar y documentar la intervención profesional.

Dispensación a través de sitios web de medicamentos no sujetos a receta médica

Los objetivos de este servicio son garantizar el acceso a medicamentos de uso humano no sujetos a prescripción médica, a través de sitios web de farmacias comunitarias, y su entrega en condiciones óptimas, de acuerdo con la normativa legal vigente; asegurar que la dispensación se realiza con la intervención de un farmacéutico, desde una farmacia comunitaria y previo asesoramiento personalizado; tener la seguridad de que el paciente conoce el proceso de uso de los medicamentos; valorar la pertinencia de la dispensación, especialmente ante solicitudes de cantidades que excedan de las utilizadas en tratamientos habituales, peticiones frecuentes o reiteradas que indiquen un mal uso o abuso del medicamento solicitado; y permitir a los ciudadanos identificar más fácilmente el sitio web de una farmacia comunitaria legalmente autorizada.

Formulación magistral

El desarrollo de medicamentos llevado a cabo por la industria a lo largo de las últimas décadas ha generado un avance espectacular en la calidad y esperanza de vida de numerosos pacientes. No obstante, existen casos especiales donde es necesario disponer de opciones terapéuticas individualizadas para un paciente concreto. De ahí, la importancia de la Formulación Magistral como vía para obtener este tratamiento personalizado, y del papel del farmacéutico, al ser el único profesional capacitado para llevarla a cabo.

Problemas de suministro

El correcto abastecimiento de medicamentos es un elemento esencial para lograr una asistencia sanitaria de calidad y, en concreto, para que los ciudadanos puedan acceder a los medicamentos y productos sanitarios necesarios para promover, conservar o restablecer su salud. En este contexto, cabe destacar que el farmacéutico comunitario desempeña un papel fundamental al velar para que este acceso se realice de forma adecuada.

Para ello el Consejo General dispone de un Centro de Información sobre el Suministro de Medicamentos (CISMED) en el que participan 5.000 farmacias de toda España, un sistema de información que permite detectar en tiempo real situaciones generalizadas de suministro irregular de medicamentos y dotar a la profesión farmacéutica de información sobre su disponibilidad.