El Gobierno de Castilla-La Mancha ha renovado el convenio de colaboración en materia de drogodependencias entre la Consejería de Sanidad y los Colegios Oficiales de Farmacéuticos de Castilla-La Mancha para la participación de las oficinas de farmacia en el desarrollo de programas de reducción de daños para personas con drogodependencia.

Según ha informado hoy la Junta en nota de prensa, dicho convenio contempla el desarrollo de programas de colaboración en materia de prevención, detección de situaciones de riesgo, educación, atención y formación relacionados con las drogodependencias y las personas que las padecen.

En el marco del citado convenio se desarrollan dos programas de reducción del daño, en los que las oficinas de farmacia colaboradoras han participado voluntariamente: el programa de dispensación de metadona y el de intercambio de jeringuillas.

El programa de dispensación de metadona en oficinas de farmacia, consiste en la elaboración y dispensación de solución oral de clorhidrato de metadona, según prescripción facultativa, a usuarios/as derivados/as por los centros de tratamiento acreditados.

Por su parte, el programa de intercambio de jeringuillas, consiste en la distribución gratuita de kits de venopunción para usuarios de drogas por vía parenteral (UDVP) y recogida de jeringuillas usadas.

Participación voluntaria

La participación de las oficinas de farmacia en estos programas es voluntaria. En el caso del programa de dispensación de metadona, las farmacias participantes deben estar previamente acreditadas para ello por la Consejería de Sanidad.

El tratamiento con metadona para personas con drogodependencia es prescrito por las Unidades de Conductas Adictivas (UCA) o Unidades de Salud Mental (USM) acreditadas para ello por la Consejería de Sanidad.

Actualmente están acreditadas para la prescripción de tratamientos con metadona ocho Unidades de Conductas Adictivas (Albacete, Alcázar de San Juan, Ciudad Real, Cuenca, Guadalajara, Puertollano, Talavera de la Reina y Toledo) y tres Unidades de Salud Mental (Almansa, Hellín y Valdepeñas).

Posteriormente, la dispensación de metadona puede hacerse en las propias UCA o USM o bien, puede considerarse conveniente que el paciente continúe su tratamiento en una oficina de farmacia. Para ello se tiene en cuenta la situación personal y social del paciente.

Así, la Consejería de Sanidad suministra a las farmacias la metadona necesaria para este programa de dispensación. Por su parte, la oficina de farmacia aporta el material necesario para la elaboración, conservación y dispensación de la metadona.

El presupuesto destinado por la Consejería de Sanidad en 2017 para el programa de dispensación de metadona en oficinas de farmacia es de 87.100 euros, pagándose a las oficinas de farmacia la cantidad de 67 euros por cada paciente y mes.